Sobrerecimiento bacteriano intestinal (SIBO)

¿Qué es el SIBO?

SIBO son las siglas en inglés del Sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (Small Intestinal Bacterial Overgrowth). Como su nombre indica el SIBO es una patología digestiva caracterizada por un excesivo crecimiento de microorganismos en el intestino delgado, aunque debemos especificar más, ya que no es un simple sobrecrecimiento de microbios, si no que el tipo de microbios no es el adecuado para esa zona, lo que llamamos disbiosis.

Tipos de SIBO
  • SIBO hidrógeno
  • IMO metano
  • SIBO-S sulfuro de hidrógeno
  • SIFO que hace referencia al sobrecrecimiento por hongos.
SIBO

Síntomas de SIBO

Los síntomas relacionados con el sobrecrecimiento bacteriano son:

  • Distensión e hinchazón abdominal
  • Gases y flatulencias
  • Eructos
  • Dolor abdominal
  • Diarrea o estreñimiento
  • Pesadez después de comer
  • Problemas de malabsorción de ciertos nutrientes
  • Y otros síntomas extra-digestivos como cansancio, ansiedad, debilidad…

Si padeces alguno alguno de estos síntomas, solo puedes sospechar, pero no es seguro 100% que tengas SIBO, ya que estos síntomas pueden coincidir con múltiples patologías digestivas.

En nuestro centro de nutrición podemos ayudarte. Si tras una valoración sospechamos de un sobrecrecimiento bacteriano, realizaremos el TEST de aliento espirado con lactulosa, (una prueba que mide la cantidad de hidrógeno y metano en el aliento), y el posterior tratamiento individualizado, si por el contrario intuimos otra patología buscaremos la solución más adecuada para tratarla.

Tratamiento del SIBO

El tratamiento del SIBO suele ser con antibióticos, que variará en función del gas que se detecte en la prueba. También se pueden utilizar herbáceos, ya que son grandes aliados, pueden combatir múltiples patógenos y ayudar a defenderse de ellos, con menos efectos secundarios.

Además del tratamiento farmacológico, es de vital importancia buscar y tratar la causa que nos ha llevado a esta situación (acidez estomacal, inadecuadas secreciones pancreáticas y biliares, una mala motilidad intestinal, el uso de antibióticos o inhibidores de la bomba de protón…) para evitar que vuelva a aparecer el sobrecrecimiento bacteriano.

Es importante ver cada caso de manera individual, NO EXISTE UN TRATAMIENTO DE PROTOCOLO, no todo vale para todos.

Si necesitas consejo, asesoramiento o ayuda, puedes contactar con nosotros. Estableceremos un tratamiento según la causa del problema, junto con la obtención de buenos hábitos de vida que ayuden a prevenir recaidas.